Samstag, Dezember 30, 2006

Para cerrar el Año

Un Libro ligero, o como dirían algunos de ustedes “light”

FELIZ AÑO NUEVO!!!!! y CUÍDENSE!!!!!

Pues se trata de “Las Creencias Populares”. Fue editado por la Editorial Oriente en 1986.
El autor es Erasmo Roldán Hernández, un perdiodista del que nunca oí hablar y que según la contraportada del libro trabajaba para la Revista LPV. Alguien me puede recordar, por favor, de qué revista se trata? No tengo ni idea.
La idea es buena, el libro es malo. Recuerdo que había otro libro rojo, grande, de carátula dura (alguien habló de pasada de él en algún post), creo que era de medicina popular, pero tambien abarcaba las supersticiones. Aquel libro rojo me gustaba más.

Green aunque se acercó bastante no lo reconoció. Así que lo tendrán unos días más en el Post pues..

Ahora les toca a ustedes! Cuénteme de sus supersticiones!!!

Kommentare:

waxaxo hat gesagt…

Se parece al personaje ese de las caricaturas de Juventud Técnica... Pero ni idea... algún dato???

Camilo hat gesagt…

Happy New Year, Kubi y resto de blogueros visitantes!!!

Chinita hat gesagt…

Kubi, querida Kubi.

Que tengas el más maravilloso 2007.

Un beso.

Anonym hat gesagt…

Sobre esta caràtula: Posterior a la edad antigua? América insular? H. Zumbado?

Kubalgie hat gesagt…

Hola! Feliz Año Nuevo a todos!

Ni Zumbado ni Juventud Técnica!
La clave está en la presentación!

¡CUIDENSE!

Saludos
K

greenquark hat gesagt…

Coñio ese libro me lo lei, es pequennito...pero no me acuerdo el nombre , alguna pista?

Anonym hat gesagt…

Kubi yo creo que es un libro de cuentos de Bernabé (a juzgar por la portada) jejeje

Anonym hat gesagt…

Es "SALACIONES del Reader's Indigest" ?

greenquark hat gesagt…

algo de miedo o supersticion?...conio tira una hint! no sea malita

Kubalgie hat gesagt…

Hola a todos!
Green te estás acercando...

Anonym hat gesagt…

Que bueno te quedo eso de "no hagas trampa" jajaja

NOA hat gesagt…

Por qué será que me acuerdo de las carátulas y nunca de los títulos? Tendré que tomar fitina?

Gabriel Syme hat gesagt…

Respondiendo a la pregunta de Noa, y porque lo estaba leyendo ahora y me pareció, doctora, que podía interesarle, incluyo este link del New York Times.

http://www.nytimes.com/2007/01/02/health/02essa.html?em&ex=1167973200&en=8eab6866ab9bd19d&ei=5087%0A

¿Que piensas tú del tema? La verdad, yo estoy de acuerdo, se exagera, y en EE.UU. mucho más, aunque en Europa también se ha extendido la moda de drogar a los niños bajo cualquier pretexto como problemas de atención y cosas parecidas. South Park le dedicó al tema un divertido capítulo.

greenquark hat gesagt…

Yo sigo la maxima de George en el sitcom de Seinfeld....Si no voy al medico, no estoy enfermo!....

Un chama con ADD ahora era el mismo chama en Cuba que se decia era malcriado o 'pesao'...Too much TV, mis chamas no veran mucha TV....que vaaaa

Anonym hat gesagt…

Sobre el libro: Pa' mi que el tipo està acostao con la sàbana hasta la nariz...

NOA hat gesagt…

Voy a tirar un chiripazo: Gazapos y gazapitos. Vaya, por decir algo

greenquark hat gesagt…

no, noa....ese libro es algo de miedo y supersticiones...juraria que las dos palabras estan en el titulo...conio noa buscalo en la biblioteca , que por alla esta....

Kubalgie hat gesagt…

Hola a todos!
Gabriel, tienes razón en cuanto a lo de los diagnósticos. El problema, al menos en Alemania es que el sistema de salud (y sobre todo las aseguradoras) no te dejan alternativa. Si viene un paciente con necesidad de tratamiento (de cualquier tipo), que viene buscando ayuda, para poder tratarlo tienes que diagnosticar "algo", según "la clasificación internacional de enfermedades" con código y todo. Depende tambien del diagnóstico, es por ejemplo la duración del ingreso o los medicamentos o el tipo de psicoterapia. Los médicos no necesariamente están de acuerdo con ese sistema. Pero no les queda otra opción que regirse por ello.
Por mi parte conozco de muchos "falsos diagnósticos" que incluso llegan a hacer daño o a estigmatizar de por vida a pacientes.

Kubalgie hat gesagt…

Green te queda media hora para adivinarlo. Estás bastante cerca!!!!

Anonym hat gesagt…

Hola a Kubalgie y hola a todos los demás después de algún tiempo desaparecido (parte del cual ha sido empleado en comer -y digerir- los manjares que mencioné unos posts más atrás).
Debo confesar que jamás había visto este libro. En cambio el de las creencias de medicina popular que menciona Kubalgie lo tenía y lo hojeaba de cuando en cuando y me resultaba interesante. Ahí fue donde conocí que la gonorrea se contagia al poner los pies descalzos en el suelo frío, no recuerdo si era requisito tener sexo previamente o sólo después de levantarse de la cama sin más. Lo presté a un amigo escritor (dramaturgo) lamentablemente fallecido hace poco para que cogiera ideas para una telenovela que estaba escribiendo con un médico rural como protagonista (nunca supe si la llegó a terminar ni si la dieron en la tele) y demás está decir que el libro nunca regresó a mis manos.
Por si acaso yo siempre tengo unas pantuflas a los pies de la cama y me ha ido bien...
Saludos a todos

Anonym hat gesagt…

Ahh, se me olvidaba. LPV ("Listos Para Vencer") era una revista no recuerdo si semanal, quincenal o mensual del INDER (INstituto de Deportes, Educación Física y Recreación. Esa revista tenía una edición corta (y eso que se publicaba en la época de mayor caudal de tubería de subsidios soviéticos) y yo no la habría conocido de no ser porque llegaba los sábados a La Lenin justo cuando nos íbamos de pase, así que la leía en la guagua y al llegar a casa. Siempre traía una reseña de algún deportista –a veces desconocido- en la contraportada, con foto en color a toda página. Justo ayer recordé el himno del INDER (o al menos el asociado a los eventos deportivos) pues vi en casa “La muerte de un burócrata” (descargada vía emule) y lo toca una banda en la escena de la pelea en el cementerio...

Anonym hat gesagt…

Ah si! me acuerdo ahora de LPV!Recuerdo el nùmero donde salìa la caballona Maria Caridad Colòn en la contraportada.

Sobre los mitos en Cuba, recuerdo que mi bisabuela siempre estaba con aquello de que si salìa medio descubierto del banno , se me jorovaba la boca... Y si estaba en la playa, no podìa bannarme acabado de comer porque me daba una "embolia". Ella también tenìa su propia clasificaciòn de enfermedades: tiricia, eferecìa, angurria...

greenquark hat gesagt…

que va ni modo.Sabia que era algo de eso pero el titulo ahora que lo veo...ni me paso por la mente...pa la otra.....

Anonym hat gesagt…

Hola a todos,
Storm! Apareciste! Yo pensaba que andabas con WCloister y Omar!

"Listos para Vencer!? ni idea, ni el más remoto recuerdo!

Pues yo tambien odiaba eso de no poder bañarme en la playa acabada de comer... Para eso encontramos la solución perfecta. Comía en la orilla, casi metida en el agua y eso me salvó de la "embolia".

Yo no soy muy supersticiosa, pero confieso que me inquieta bastante que me pase un gato negro por delante.
Y no paso por debajo de una escalera ni a jodía.
Ese miedo me lo pegó un amigo poco antes de irme de Cuba. Estaban pintando en casa de una amiga y yo pasé por debajo de la escalera. Me gritaron "Eso no se hace!!!!" Son 7 años de mala suerte. Se imaginan... yo ya tenía bastante con todo el papeleo. La SUERTE me acompañó y me fui a los pocos meses. Pero el miedo a pasar debajo de las escaleras no se me quita.

Green el próximo libro lo pondré el martes. Creo que tampoco va a ser muy fácil. Así que si tienen algunos interesantes por ahí me mandan la foto y lo posteamos.
Saludos a todos

Kubalgie hat gesagt…

yo fui la del comentario anterior

Anonym hat gesagt…

Hola otra vez amigos (como se nota que estoy de guardia –y no del CDR precisamente-, he colocado tres posts el mismo día)
Ya ven que mencioné que ayer había visto “La muerte de un burócrata” de T.G. Alea. Llámenme cheo o lo que quieran, el caso es que NUNCA la había visto antes. Al margen de que me pareció una excelente película, con unos guiños de humor sutil casi al estilo Les Luthiers (como el del vigilante del cementerio cuando están robando el cadáver, escucha un ruido y grita ¡Quién vive!). Decía que al margen de esto hay una reflexión que me está dando vueltas en la cabeza desde ayer y, aunque sé que es offtopic, quisiera compartirla con ustedes. Se trata del contexto de la película, que es del año 1966 y muestra una Habana esplendorosa, aunque ya empezando con la decadencia que le sobrevino posteriormente (expresada para mí magistralmente en el poema Réquiem de Jesús Díaz), donde hasta incluso el acento del habla del pueblo me sonaba diferente, sin las abundantes inflexiones actuales que me suenan a chabacanería y sin esos gestos grotescos y casi obscenos que veo hoy en día sobre todo en gente joven y que me provocan vergüenza ajena (ver el documental “Balseros” una pieza genial). Sinceramente, en esos momento no me siento parte de esa juventud actual. En cambio sí me sentí identificado con ese contexto que refleja la película, incluso con ese guajiro serio y educado, magistralmente interpretado por Salvador Wood, sentí que esa era “mi” verdadera Habana y que me la habían robado. Ciertamente no me considero burgués ni remilgado pero me sentí identificado con esa “Habana Elegante”.
Un saludo amigos

Omar Rodríguez hat gesagt…

Stormfront:

Aún estoy metabolizando tu reflexión sobre la Habana "otra"...

Yo sólo puedo decir que en los años que viví en Cuba conocí varias Habanas. La del barrio que nací en la Habana Vieja, donde la gente era pobre pero ni pensar en lo que después llegó a convertirse. También la de mucha gente que fui conociendo en el camino y que la hacían una ciudad mágica y lametablemente hundida como la Atlantida el día que comenzaron a marcharse a buscar sus "El Dorado", llamemoslo "El Yuma", "El Yelo", "La Madre Patría" o las otras variantes que se conseguían.

Luego de varios años fuera me doy cuenta que la única Habana que me queda es la que llevo conmigo en el corazón.

Esa puede, con suerte, que me dure lo que mi memoria. La otra Habana ya no es mía, y lo lamento.

Anonym hat gesagt…

Hola a todos los cubanos, que este nuevo año les traiga bienestar pa' su cuerpo y pa' su familia. Oye yo no acabo de entender como pudieron alejarse tanto de la Habana. Cuanto hace que estan afuera. Yo la verdad estuve 7 años sin ir y cuando regrese era mi misma Habana. Un dia que sali sola, me le escape a toda la gente del barrio del tiro de laguer y empece caminando por Santa Catalina, mi hermosisima avenida con aun sus flambollanes rojos hasta llegar a la ciudad deportiva, obviamente pasando por la Ward, de ahi cogi por 26 y llegue a 23 y 26, pase por afuera del zoologico de 26 y aunque no lo crean, me asome a la jaula de los osos y vi uno, tal como 15 años atras (ya se que el zologico deja mucho que desear que los animales y la cabeza del guanajo, pero la magia sigue intacta) siguiendo el recorrido, en la mismisima esquina de 23 y 26 mire pa la izquierda, el estanquillo y la parada de la guagua ahi! Un poquitico mas pa' lla la casa de Alfredo el loco, que miedo le tenia y que atraccion me producia, no me atrevi a tocar, y ahi enfile por 23 hasta la esquina de 21, cruce y camine hasta 19 y me pare en la esquina a rememorar todo lo vivido, a reconocerme a mi misma, a desandar todo lo andado y a recordar que lejos esta ahora mi casa de aqui, pero mi hogar, de donde yo vengo, y en mi caso, para donde voy, sigue quedando alli mismitico. Ya se que la habana esta desmejorada, como dice Frank Delgado, " La Habana esta de bala, la Habana tiene Giardia, La habana tiene ganas que se pongan pa' ella. Pero ahi esta la Habana, por un lado la de la magnifica arquitectura colonial, barroca que aun le pone los pelos de punta al arquitecto mas pinto de la paloma, las art deco, el modernismo y la casa de Huguito en la playita de 16, que gano premios internacionales de arquitectura y que despues de treinta y cinco ciclones y tantas generaciones como ampliaciones sigue siendo de admirar! Y alli llegue yo despues de cruzar el puente de madera y me sente a vacilar, no esta habana añosa pero con su magestuosidad intacta, sino la que habia acabado de recorrer, la de todos mis dias, en la que goce y sufri como lo que mas me gusta hacer en la vida y me senti parada sobre mis dos pies y no queriendo mas.

Anonym hat gesagt…

Ligia Elena: Pero sólo hablas de ladrillos!

¿Dónde estaría la Habana de la risa de mis amigos en la UH?

Una Fan de Omar ahi

Anonym hat gesagt…

Ligia Elena, No se que igualita te encontraras a la Habana, pero.. mi hermano depues de 25 annos de no ir ,salio del aeropuerto de boyeros y dice que no se habia dado ni cuenta que venia bajando por Santa Catalina , si no me equivoco dice que ahora es "one way", he pasado tanto tiempo sonnando que puedo hacer mas o menos ese mismo recorrido y me porfian que no. By the way
"la ward" todavia existe"? Me acuerdo que nos escapabamos desde Simon Bolivar , y sarpabamos por Sta. Catalina hasta la Ward , que tiempos .....................

Anonym hat gesagt…

Como que ladrillos! Yo estaba hablando de recuerdos! Claro que muchas risas ya no estan ahi (a mi me quedan algunas, por suerte que tengo)pero no es solo un tema de espacio, sino tambien de tiempo. Yo solo trataba de decir que la Habana sigue siendo una hermosa ciudad que ha cambiado de generacion y no me interesa ponerme a cuestionar la calidad del recambio. Yo solo queria nostalgizar un poco. Yo se que a muchos amigos que han regresado le ha hecho mal, pero debe ser que yo soy una Habanera de Santos Suarez empedernida y a mi me hizo bien.
Oye y a quien se le ocurre que Santa Catalina pueda ser one way, eso seria como la de comprar la barredora de nieve pa' limpiar la calle. Bueno esa se hizo, esta no. Yo maneje Santa Catalina pa' arriba y pa' bajo y aunque soy medio despistada no note que fuera contrario. Yo tambien me escapaba del Mariana pa' pasar a buscar a mis amigos al Bolivar e irnos a la Ward. Y me pregunto: las risas estan donde tu estas ahora? Las risas estan en tu memoria y no hay un lugar donde se sientan mas cerca que donde se rieron, o no?

NOA hat gesagt…
Der Kommentar wurde von einem Blog-Administrator entfernt.
NOA hat gesagt…

Dónde está mi Habana? como diría F. Mond.

Mi Habana, la rescatada del desastre gracias a la restauración; la que se perdió entre los escombros y la indiferencia y la que se mantiene a pesar de los pesares con su "estática milagrosa" con la esperanza que el amor la alcance.

NOA hat gesagt…

Y hablando de supersticiones, no dejo de tocar madera cuando se habla de algo malo, creo que esa es la única que tengo incorporada, es como un hábito.
Ah bueno y la de echar agua los 31 de diciembre pa'que se lleve lo malo pero sobre todo por la recholata de la tiradera de agua.

El otro día una vecina le pidió un sal a mi mamá y cuando mi mamá se la dió, a mi vecina se le cayó un poco, pa'que fue aquello! Mi vecina formó un lío y hasta quería limpiarla y todo porque dice que como se le botó a ella, ella es la que tenía que limpiarla para que no se le pegara la salazión. Di tú.